El secreto del arte del kintsugi

El secreto del arte del kintsugi

¿El secreto del arte del kintsugi o la fortaleza de lo frágil y la diferencia entre moverse o moverse hacia adelante?… En el primer caso cierras la puerta al dolor, a la frustración y al aprendizaje vivido, lo cual no es deseable. En el segundo caso, te llevas toda la experiencia vivida contigo, tus pérdidas junto con tu esperanza por el futuro… Es como el arte del kintsugi, que crea a partir de algo roto y lo convierte en todavía más fuerte y valioso… Consiste en restaurar una pieza rota con laca de oro, plata o platino… Más que un arte milenario japonés, es una filosofía oriental… Más que la estética o la utilidad, cuenta con una intención: enaltecer las cicatrices y lo dañado como una experiencia de la que aprender a través del trabajo interior y direccionamiento para bien… El objeto queda más fuerte que antes y es más difícil que se vuelva a romper, porque los materiales que se usan son finos y de larga duración. Y por otro lado, su valor también aumenta… Es una celebración de la dialéctica entre la fragmentación y la totalidad, entre lo roto y una historia digna y valiosa que contar de transformación… Sabiduría y perspectiva ganada por experiencia a compartir con otros… Preciosa metáfora…