Aprendizaje emocional – ¿Cuáles son los factores claves para maximizar aprendizaje? – Parte 3

Aprendizaje emocional – ¿Cuáles son los factores claves para maximizar aprendizaje? – Parte 3

¿Cuáles son los factores que resultan cruciales a la hora de conseguir gran impacto, maximizar aprendizaje y generar recuerdo positivo y muy duradero?


1.- Que sea INTERESANTE

¿Cómo hacerlo interesante? Haciéndolo por ejemplo significativo para la persona que tienes delante. Cuando algo te resulta muy significativo personalmente, te vinculas a ello emocionalmente, siendo el recuerdo más largo y duradero. La habilidad del cerebro durante estas intensas experiencias emocionales, de capturar el momento vívido y con excepcional detalle, suele llamarse ‘flashbulb memory’.

A muchos niños que acuden al colegio les preguntas cuál es la raíz cuadrada de 50 y probablemente no lo sepan; en cambio si les preguntas quién marcó el gol en la final del Campeonato del Mundo de Fútbol, en qué minuto y cómo lo celebró, a buen seguro que te responderán correctamente. Porque de nuevo es un hecho cargado de significado y emoción para ellos.

En las sociedades tribales hay una gran interacción entre las emoción y la memoria. Los rituales de iniciación se realizan asegurándose de que los chicos jóvenes pasando a hombres aprendan la particular mitología y costumbres del grupo social y sus propios derechos y obligaciones como adultos. Por eso se pintan y visten de forma peculiar. La ceremonia resulta significante porque es diferente de la vida diaria. De esta forma, el conocimiento comunicado a través del ritual queda profundamente anclado en la memoria.

También resulta de ayuda un premio. Cuando hay premio, más neuronas se aprestan para aprender la labor.

Otro factor que ayuda es la incorporación de la sorpresa, que además es un recurso que permite captar muy bien la atención.

La belleza también atrae nuestra atención. Existen ciertos principios que permiten optimizar la sensación de atracción y arrebato hacia una imagen.

2.- Que sea DIVERTIDO

Las experiencias, las historias (storytelling), las metáforas, los juegos (gaming)… son recursos extraordinarios y con probada eficacia a la hora de emocionar, captar atención y aumentadores de aprendizaje y recuerdo.

De hecho, todas ellas están haciendo furor hoy en el mundo del desarrollo y formación para empresas.

Esta última, la gamificación o gaming, consiste en el uso de dinámicas de juego para el aprendizaje. Es una evidencia más de que aprendemos más rápido si disfrutamos.

Quizá deberíamos replantearnos el concebir el mundo laboral desde un lugar de esfuerzo a un espacio en el que utilicemos el juego y el desafío para aprender.

Cuando se aplican estas técnicas se logra alcanzar resultados, mejora el compromiso y se consiguen espacios más creativos e innovadores. Es una tendencia al alza en todos los campos. Y además, una tendencia que se puede implementar con gran facilidad debido a la tecnología.

En el 2015, se prevé que más del 70% de las companías más grandes del mundo van a utilizar gamificación y el 25% de los procesos o políticas de management incluirán estrategias vinculadas a la gamificación (Fuente: Gartner Group).

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.